7 INTERESANTES DATOS SOBRE LOS SUEÑOS

Datos, interpretación y claves para recordar los sueños

Mujer dormida. Los Sueños

Los sueños son las extrañas y misteriosas aventuras que vivimos al dormir. Unas veces la experiencia resulta agradable, otras, dolorosas y tristes. La mayor parte se olvidan tan rápido como despertamos, y normalmente resulta difícil aclarar su sentido y significado.

¿SABÍAS QUE…?

 

El sueño es indispensable y su necesidad irresistible. Aproximadamente, una tercera parte de nuestra vida la pasaremos durmiendo.

En el momento del nacimiento, y durante toda la vida, el sueño representará la líquida tranquilidad del seno materno. Y para el ser humano supone un pausa que conforta, da seguridad  y devuelve las fuerzas al final de cada día.

Antes de dormirnos pasan por nuestra mente una serie de imágenes y acontecimientos de la jornada, confundiendose entre ellos los recuerdos y los estados de ánimo.

Los sueños y los bebés

Desde que nacemos y hasta el final de nuestra vida, el porcentaje de tiempo que soñamos y dormimos va disminuyendo. De esta manera, un recién nacido sueña durante más un 50% del tiempo que duerme, y una persona de unos sesenta años ya sólo sueña un 15%, y también duerme menos horas.

esto pasa porque cuando nacemos toda la información es necesaria, y precisa ser guardada, mientras que con los años, la actividad se va reduciendo, y con ella, la necesidad de incorporar vivencias a nuestra conciencia.

Los sueños del hombre adultoPor ahora los experimentos realizados han demostrado que es imposible incrementar el tiempo que dedicamos a soñarPero sí es posible no soñar, aunque para lograrlo es necesario tomar algún fármaco o droga nada aconsejable.

Lo que ocurre cuando se priva a alguien de su dosis diaria de sueños es, que comienza a tener alucinaciones y trastornos nerviosos que le podrían llevar a sufrir neurosis y convulsiones. Y a pesar de haber dormido, si no lo suficiente, buscaría constantemente tener un rato para dormir y soñar, con el objeto de despertar “reseteado”.

 

¿ES VERDAD ESO DE  “YO DUERMO BIEN PORQUE TENGO LA CONCIENCIA TRANQUILA”?

 

Dormir y los sueñosLiteralmente sí, es totalmente cierto, ya que los sueños tienen una función biológica y psicológica tan importante como es la de ponernos en paz con nuestra concienciaayudarnos a eliminar tensiones, frustraciones, traumas, etc.

Y además nos permiten que a través de ellos podamos satisfacer deseos reprimidos, que de manera consciente nos negaríamos a reconocer, por razones sociales, morales o por ser tabúes o prohibiciones.

Pero dichos deseos y necesidades siguen existiendo en lo más profundo de nuestra mente, y cuando dormimos aflojamos el dominio sobre nosotros mismos, y entonces aparecen. Soñamos y después olvidamos, y volvemos a guardar los sueños en nuestro subconsciente.

 

¿ES POSIBLE RECORDAR LOS SUEÑOS?

 

A pesar de los cientos de libros que se han escrito sobre los sueños, todavía sabemos muy poco acerca de este fenómeno. Todas las investigaciones y estudios realizados, estaban basados necesariamente en el recuerdo que tiene el durmiente del sueño vivido.

Durante el sueño es imposible hacer observaciones directas, pues es necesario estar despiertos para poder hacer alguna reflexión sobre lo soñado. Y cuando despertamos, la mayoría de las veces mucho del contenido del sueño ya se ha olvidado.

Recordar los sueños

No obstante, estudiosos y especialistas del sueño afirman que es posible recordar los sueños si despertamos en el momento adecuado, o si realmente tenemos voluntad de recordarlos.

Y lo que ocurre es que en el ciclo natural nuestro cerebro impide que lo soñado que aflore al consciente, y sólo nos queda el recuerdo de haber soñado, o tal vez algunos detalles vagos.

Pero si despertamos bruscamente cuando está finalizando una fase R.E.M. recordaremos casi perfectamente todo el sueño.

 

DESTRUCTOR DE SUEÑOS

 

Como ya sabrás por experiencia propia, uno de los mayores destructores de sueños es el despertador, porque rompe el último período de sueño, el más importante de todos. Y por si fuera poco, que nuestro primer pensamiento esté dedicado a recordar y memorizar el sueño.

Destructor de los sueños

Si quieres recordar lo que sueñas, deberás aprender a despertar suavemente de manera natural. Es posible influir en nuestro subconsciente usando el período que sirve de puente entre la vigilia y el sueño, pues es el más propicio para programarlo, y ordenarle que nos despierte por la mañana recordando lo soñado.

Pero siempre en forma positiva “voy a recordar mi sueño”, y nunca de manera negativa “no olvidaré lo soñado”, pues el mensaje sólo será comprendido y ejecutado por la mente subconsciente si éste es claro, directo y positivo.

 

ALCOHOL Y SUEÑOS

 

Las personas alcohólicas tienen el sueño notablemente disminuido, paradójicamente, y la normalización de su soñar no se restablece hasta pasados dos años de total abstinencia.

El alcohol y los sueños

Por lo tanto, ahogar las penas en alcohol resulta bastante poco acertado, puesto que provoca el efecto contrario, al impedir que los sueños se desarrollen con normalidad.

La mente no descansa lo suficiente como para reiniciarse de manera eficaz. Cuando se toman unas copas, incluso en los no alcohólicos, el efecto nocivo del alcohol se mantiene durante unas cuatro horas.

 

EL LENGUAJE DE LOS SUEÑOS

 

Los sueños y su lenguaje

Los sueños son conversaciones con nosotros mismos en los que el subconsciente nos enfrenta a problemas, necesidades, etc. En ellos nuestro yo más profundo nos proyecta una serie de escenas llenas de símbolos y en un lenguaje casi cinematográfico.

El sueño asume diversas funciones en función de la necesidad de la persona. Por ejemplo, se ha observado que en los sueños de las prsonas poco honestas, o carentes de escrúpulos, se presenta con frecuencia una concepción de conciencia y de moralidad. Por el contrario, las personas de moralidad intachable tienen a menudo sueños que podríamos definir como “inmorales”.

En la vida, en algunos momentos de crisis e inseguridad, buscamos una manera de resolver nuestros problemas evitando el análisis y las preguntas que nos puedan provocar remordimientos o desilusiones. Los sueños superan esta peligrosa evasión de la realidad y nos muestran nuestra situación sin ocultar nada. Esto represena el único modo de darse cuenta de realidades que conscientemente nos negamos a analizar.

Sueños y situaciones de preocupación interior

 

A través de los símbolos, los sueños ilustran nuestro modo de pensar, y nos muestra aspectos y consideraciones completamente inútiles y superficiales que solemos creer importantes. Nos enseñan la inutilidad de algunas preocupaciones, y la importancia de problemas que no nos decidimos a afrontar.

Un significado oculto que ha de ser descubierto mayormente por tí misma, pues eres quien más detalles posee para interpretarlos, pero también hay algunas pistas culturales y sociales que todos tenemos, y que pueden ser una guía y ayuda para entender mejor el mensaje.

 

SUEÑOS ERÓTICOS

 

Sueños eróticos

La causa más común de soñar con tener sexo es un reflejo de necesidades reales no satisfechas. Otras veces suele indicar cansancio por la monotonía en la propia vida sexual y nos muestra el deseo de innovación en este sentido. Los sueños sexuales suelen tener relación con temores, necesidades y ansiedad.

Los sueños eróticos también pueden indicar el grado de autonegación emocional y sexualque no se puede canalizar en la vida social. Mediante el sueño sexual se expresan todas las posibilidades que uno puede experimentar. Según Sigmund Freud, todo sueño es un deseo reprimido proyectado en nuestro subconsciente.

Estadísticamente, los hombres sueñan con personajes imaginarios y las mujeres, con parejas sexuales reales. Algunos de los sueños sexuales más recurrentes son:

Soñar con ser infiel

Tener sexo con una expareja

Practicar el sexo en espacios públicos o medios de transporte

Tener sexo oral

Encuentros homosexuales

Relaciones sexuales con el jefe

Sexo con algún personaje famoso

 

En realidad, lo malo es cuando no se tienen nunca sueños sexuales, ya que esto indica una total falta de interés en este tema. Seguro que ahora te estarás preguntando, ¿cuándo fue la última vez que tuve un sueño erótico?

LAS PESADILLAS

 

Pesadillas

Todo el mundo ha pasado por el trance de despertarse sobresaltadoaterrado, empapado en sudor e intentando dilucidar si la experiencia fue real. Y aunque intentamos volver a conciliar el sueño, seguimos con esa sensación de angustia que nos lo impide.

Aunque la interpretación de los sueños es de carácter genérico, puede variar dependiendo de la pesadilla. Seguro que has tenido una o varias de estas, pues son la más comunes:

Pesadillas cayendo al vacio

 

Caída al vacío: Soñar que caemos a un abismo suele significar que nos sentimos indefensos ante algo o alguien, o porque tememos perder el control de la situación.

 

Estar desnudo en la calle, o delante de mucha gente: Este tipo de sueños pueden intentar decirnos que nos sentimos vulnerables ante los demás.

Ser perseguido: Suele ser una señal de estrés, que nos indica que tenemos miedo a enfrentar algo, tal vez por alguna circunstancia por la que estemos pasando, o una decisión difícil.

Perder los dientes: Miedo o vergüenza a quedar en evidencia, a hacer el ridículo, o a que se rían de uno.

Ahogarse. Sueños. PesadillasAhogarse: Muchas veces soñar que te ahogas nos muestra que estamos frente a una decisión importante o difícil, y no podemos evitar tomarla o desprendernos de ella.

 

Soñar con alguien que ha fallecido: Este tipo de pesadillas está muy relacionada con nuestra forma de afrontar la pérdida de un ser querido.

 

 

¿Has tenido alguna vez un sueño extraño o fuera de lo normal? Compártelo en los comentarios. Y si tienes alguna pregunta o sugerencia será agradecida. 😉

PRODUCTOS RECOMENDADOS

 

 

#bitterpop_vidainquieta

 

Powered by WP Review

Deja un comentario

avatar
  Subscribe  
Notificar por email cuando