You are here: Home » COMIDA SANA » RECETAS CON AJO

RECETAS CON AJO

RECETAS CON AJO

Recetas con Ajo

USO DEL AJO EN LA COCINA

¿Cómo seleccionar el Ajo antes de comprarlo?

¿Cómo conservar los Ajos?

¿Cómo quitar el olor a Ajo de las manos?

¿Cómo hacer que no se repita?

¿Cómo pelar Ajos fácilmente?

¿Cómo hacer Ajo en polvo?

Recetas con Ajo

SELECCIONAR LOS AJOS ANTES DE COMPRAR

Seleccionar los ajos

Para seleccionar el ajo antes de comprarlo, hay que observar que el bulbo y la cabeza sea firme y que la piel esté seca, para saber si está en buen estado para consumir, si es fresco y calcular cuánto tiempo podremos conservarlo en casa.

Es bueno sopesarlos y escoger los que se noten más duros y pesados,y los que veamos que tienen los dientes más prietos, porque cuando se secan por dentro se notan más livianos. Cuando el ajo está fresco conserva su agua, pero la va perdiendo a medida que se va poniendo feo.

 

PROPIEDADES NUTRICIONALES DEL AJO

ajo propiedades nutricionales

El Ajo es muy apreciado en la cocina de cualquier pais, pues es un magnífico complemento muy versátil y con numerosos nutrientes. Es rico en azufre, yodo y sílice. Y su sabor es fuerte al paladar debido a su contenido en alicina, a la que debe también sus propiedades antibióticas y medicinales.

En su composición nutricional encontramos Vitaminas A, B1, B2, B3, C y E, que producen en el organismo un gran efecto antioxidante. Especialmente el Ajo envejecido o Ajo Negro, ayudando a proteger el cuerpo de los radicales libres. También contiene Minerales como yodo, fósforo, potasio, hierro, calcio o sodio, y además contiene agua, hidratos de carbono, proteínas y fibra.

Es un potente aromatizador, muy apreciado y valorado en la gastronomía mundial por su capacidad de aportar sabor a las comidas. Igualmente es valorado por sus propiedades digestivas, por lo que no falta en ninguna cocina.

CONSERVACIÓN

Conservar los ajos

 

No todas las variedades de Ajo tienen la misma duración ni maduran a la misma velocidad. Por ejemplo, el Ajo blanco es el que menos tiempo se conserva, a diferencia de las variedades de color.

Para su conservación es ideal colgar las ristras en un lugar fresco y oscuro, pero con buena ventilación, de esta manera las cabezas no se secarán y estarán disponibles más tiempo. Pueden durar aproximadamente un año. Los dientes de una cabeza de Ajo una vez abierta pueden durar entre una semana y diez días.

Si quieres que te duren los dientes de ajo puedes pelarlos y ponerlos en un bote de cristal, se cubren con aceite de oliva y pueden durar bastante tiempo. El aceite queda aromatizado y se utiliza para aliñar las tostadas, ensaladas, pasta, etc.

Es posible congelarlos si los pelas previamente, y no deben pasar más de 2 meses porque entonces pierden el sabor.

Lo que no se debe hacer es meterlos en la nevera porque esto inhibe el sabor del ajo y se deshidrata más rápidamente.

 

CÓMO HACER QUE EL AJO NO REPITA

Ajos germinandoEl Ajo es buenísimo en la cocina y tiene muchas propiedades beneficiosas para el cuerpo, sin embargo puede repetirse una vez consumido. Para que esto no suceda, abrimos el diente por su mitad longitudinal y veremos el tallo verde del germen, lo extraemos y listo.

Si quieres dar un toque de originalidad a tus platos no deseches las peladuras de los ajos, pues fritas están muy ricas.

 

CÓMO PELAR AJOS FÁCILMENTE

Cómo pelar ajos de manera fácil

Pelar un diente de ajo es muy sencillo, basta con chafarlo un poquito con la hoja del cuchillo o la palma de la mano hasta notar un pequeño crujido, entonces la piel se separará por sí sola.

Pero si lo que quieres es pelar muchos dientes de ajo lo que debes hacer es meterlos todos en un bote de cristal y taparlo. A continuación agita el bote durante unos 30 segundos.

Y ya tienes tus ajos pelados en un segundo y sin esfuerzo, y lo que es mejor, sin olor en las manos.

 

CÓMO QUITAR EL OLOR A AJO DE LAS MANOS

Olor a ajo en las manosLos dientes de ajo no huelen hasta que se cortan, se aplastan, o se mastican, porque así liberan el sulfuro de hidrógeno que les da su característico olor. Pero si has estado cocinando y picando ajos, seguramente ya tienes pringadas de olor las manos. A continuación algunos trucos para quitar el olor a ajo.

Si sólo has picado un ajo y no quieres que te pueda quedar el olor en la piel, coloca tus manos bajo el agua fría y lávalas sin frotarlas entre sí. Seca y huélelas… ¡nada!

Limón

 

Si ya tienes el olor fijado en las manos exprime medio limón en tu mano y expándelo sin frotar durante unos segundos. Aclara con agua fría y el olor se habrá ido.

 

bicarbonato sódicoOtra forma es frotar un poco de bicarbonato sódico o sal de mesa por dedos y manos, enjuaga después con agua y ya está.

Si el olor es persistente sumerge las manos en un recipiente con agua y un chorro de vinagre de manzana durante al menos 1 minuto. Retira lavando con agua.

 

 

RECETAS CON AJO

AJO EN POLVO

 

El ajo en polvo, o la sal de ajo, es una manera rápida de aromatizar y llenar de sabor cualquier comida, y lo más sano es preparlo en casa de una manera natural y muy sencilla.

  1. Primero pelamos los dientes de una cabeza de ajos.
  2. Cortamos en láminas muy finitas y las colocamos en un plato con un papel absorbente de cocina.
  3. Introducimos en el microondas y programamos tres minutos.
  4. Sacamos los ajos ya deshidradados y ponemos en un molinillo de café o similar. Así obtenemos un polvo de ajo muy finito. Ten en cuenta que para poder molerlos el ajo debe estar lo más seco posible sin que se dore demasiado. Para facilitar la tarea puedes añadir un poco de sal.
  5. Ya tienes tu ajo en polvo preparado para darle un toque de sabor a cualquier comida. Lo ideal es guardarlo en un bote de alguna especia que hayamos gastado. Le puedes añadir un poco de sal y utilizarlo como sazonador para ensaladas o verduras salteadas, sopas, etc.

 

SOPA DE AJO

Sopa de ajoEs muy típica de la gastronomía española, y también conocida como Sopa Castellana. Tiene su orígen en Castilla y León, aunque la receta está extendida a toda España. Y surgió debido a las necesidades de la época de posguerra, por eso se hace con el pan duro sobrante del día anterior, y sus ingredientes son pocos y muy económicos.

Ingredientes

8 dientes de Ajo

1,5 l Caldo de Verduras, o Caldo de Ave

Pan Integral duro o del día anterior

Aceite de Oliva Virgen Extra

1 cucharada de Pimentón Dulce o Paprika

4 Huevos (1 por persona)

Una pizca de Sal y Pimienta

Elaboración

En una cacerola ponemos un chorro de aceite de oliva y pochamos los ajos cortados en láminas, no dejamos que que lleguen a dorarse. Justo antes de que empiecen a dorarse los retiramos de la sartén.

Ahora en ese mismo aceite sofreímos la cucharada de pimentón dulce, con mucho cuidado de que no se vaya a quemar.

A continuación se añade el pan duro cortado en rebanadas o trocitos y dejamos que absorba el aceite con el rico sabor a pimentón.

Cuando se haya rehogado el pan y éste haya absorbido todo el aceite, cubrimos con el caldo y volvemos a incorporar los ajos a la olla. Se añade sal y pimenta y se cuece durante 10 ó 15 minutos.

En la olla escalfamos los huevos durante tres minutos, y la sopa estará lista.

 

AJOBLANCO

Ajoblanco

El Ajoblanco es una sopa fría (similar a un gazpacho) muy típica de la gastronomía andaluza, y extremeña. Se toma como primero o como aperitivo, pero siempre bien fresquito.

Ingredientes

300 gramos de Miga de Pan Integral duro

150 gr. de Almendras sin piel

3 Dientes de Ajo

Aceite de Oliva Virgen Extra

Vinagre de Jerez

Sal

Elaboración

Se pone la miga de pan a remojo en agua.

Cuando haya absorbido toda el agua en el vaso de la batidora añadiremos el pan, los dientes de ajo y las almendras. Trituramos hasta que se forme una pasta fina y sin grumos.

Ahora incorporamos el aceite de oliva, la sal y el vinagre.

Batimos a baja velocidad para que se vaya ligando poco a poco.

Añadimos agua para disminuir el espesor hasta el punto que deseemos y ya está listo.

Dejamos enfriar en la nevera por lo menos una hora.

Se puede decorar con virutas de jamón, y se puede acompañar de melón cuando es la temporada.

 

ALIOLI

Alioli casero

El Alioli original tan sólo lleva ajo y aceite, pero para que resulte más untuoso se le añade la yema de huevo. Es típico de la gastronomía de toda nuestra costa mediterránea y se suele utilizar como acompañamiento de pescados y maríscos.

Ingredientes

Un vaso de Aceite de Oliva Virgen Extra

½ Limón exprimido

4 dientes de Ajo

1 Huevo

Perejil fresco (opcional)

Sal

Preparación

Ponemos el ajo con un poco de sal en el mortero y lo majamos un poco para que suelte su jugo. A continuación los echamos en el vaso de la batidora, junto con el perejil y el huevo.

Introducimos el brazo batidor hasta el fondo del vaso, y batimos sin levantar, añadiendo poco a poco el aceite de oliva hasta que los ingredientes se hayan ligado totalmente. Si queremos que salga más espeso tendremos que batir un poco más, hasta conseguir la textura deseada.

Sin dejar de batir, vamos agregando el zumo de limón también poco a poco para que no se corte. Pero si se corta tiene arreglo. Movemos la mezcla a otro recipiente, y lavamos el vaso de la batidora muy bien, echamos otro huevo y le vamos incorporando la mezcla anterior hasta que se ligue y ya está.

Como es una salsa casera que no lleva ningún tipo de conservante es lo mejor consumirla en el mismo día y dejarla siempre dentro de la nevera, para evitar intoxicaciones, sobre todo en verano.

Deja un comentario y nos cuentas cuál es tu receta favorita con ajo 🙂

bitterpop_comidasana

 

 

Powered by WP Review
avatar
  Subscribe  
Notificar por email cuando